Vestidos de novia con personalidad

Cuando conocimos a Pili y Clamorpel teniamos claro que estábamos en presencia del amor. Su sencillez común nos cautivó y nos dio una idea clara del estilo que ambas querían conseguir para su boda. Enseguida fluyó la comunicación y quedaron claras dos cosas, buscaban sencillez y elegancia. Ambas querían un look sencillo pero exquisito con el que poder disfrutar al máximo de su día y que la semejanza de ambas piezas se adaptara al estilo personal de cada una.

Fue una boda de ensueño donde Pili y Clamorpel estaban radiantes, felices y orgullosas de su matrimonio. Sus amigas estaban allí, dando todo su apoyo a la radiante pareja. El concepto que las dos tenían para su maravilloso día quedó plasmado a la perfección y sus vestidos estuvieron a la altura de esta boda sencilla e inigualable.

En Pret a Emporter nos sentimos orgullosos de apoyar el amor en todas sus formas. Intentamos proyectar la delicadeza y exquisitez con todas las herramientas disponibles a nuestro alcance para plasmarlas en las prendas que van a ser protagonistas de semejante día. En una boda, el vestido de novia es el centro de todas las miradas, y se pretende deslumbrar a propios y extraños. En esta ocasión, duplicamos el esfuerzo y la dedicación para lograr ese impacto por dos.

Cuando comenzó la ceremonia, las dos novias entraron a la vez en la capilla y su sorpresa fue mutua cuando vieron el vestido de la otra. Ambas se sintieron bellas, cómodas deslumbrantes… y lo que es más importante, sus personalidades se expresaban en las exquisitas prendas que vestían. El resultado no pudo ser más espectacular. Todo el mundo estaba emocionado y expectante por disfrutar la ceremonia y felicitar a las novias. Al finalizar, todos salieron al aire libre, a la naturaleza, donde empezaron a deleitarse con la comida en compañía de la pareja que irradiaba felicidad.

Clamorpel y Pili se fusionaron con el resto de sus invitados y disfrutaron como nadie. Cómodas y elegantes no se perdieron ningún instante de su gran día. Y así es como nosotros sentimos que formamos parte de cada uno de los grandes momentos de las maravillosas mujeres que vienen a diseñar su vestido con nosotros.