Vestido de novia cómodo y elegante en un único tejido

Cuando Carolina nos llamó, ella ya tenía clara la forma de su vestido de novia. Esto nos facilitó mucho el trabajo. No hay nada como una novia que tiene claro cómo quiere que le siente su vestido el día de la boda. En el caso de Carolina, se trató de una ceremonia íntima y civil, por lo que el vestido debía ser elegante y sobrio.

Apenas se cruzaron un par de ideas y comentarios entre Carolina e Inma antes de decidir que el vestido de novia iba a estar realizado en un único tejido, lo que le daría unidad y elegancia. En esta ocasión, la novia también tenía clara la forma que quería darle al vestido, por lo que confeccionamos un traje con escote delantero de barca y la espalda abierta. El vestido cuenta con el talle a la altura de la cintura, desde donde parte la falda con una línea evase. La pequeña cola ha quedado recogida formando un pequeño abullonado, detalle que facilitó a Carolina poder moverse durante toda la boda sin pisar su vestido.

Para darle un toque extra de vida y alegría al vestido de boda de Carolina, decidimos rematar el vestido con la textura del crepe de seda. Un vestido de novia perfecto para celebrar el enlace con amigos y familiares, sin preocupaciones ni ataduras. Comodidad y elegancia rematada con un cinturón de seda de cristal con flores bordadas.