Vestido de novia en seda y guipour

Cuando María del Valle vino al taller de Pret a Emporter ya lucía la misma amplia y feliz sonrisa con la llegó a su boda. Se notaba en el ambiente que Valle es una chica muy alegre que contagia su estado de ánimo a los que la rodean. Guiarla en los primeros pasos fue muy sencillo gracias a esta forma de ser tan alegre y a que ella ya tenía algunas ideas bastante claras… ¡pero faltaba unirlas todas!

Así empezó la primera visita para diseñar el vestido de novia de María. Charlamos sobre lo que le gustaba, lo que la inspiraba y me contó cada detalle de lo que quería para su vestido. Los primeros bocetos acercaron bastante todas esas ideas que estaban en la cabeza de Valle y así empezamos a realizar el patrón.

Para el cuerpo de María escogimos dos tejidos, una bambula de seda bordada decorada con dibujo geométrico y un guipour de malla de algodón. El vestido quedaba así perfectamente estilizado a la figura de la novia dejando que ella fuera el centro de atención.

Para completar el vestido realizamos una falda, que nace en la cadera, con una bambula de seda lisa. El resultado fue una pieza espectacular, sencilla y poco recargada que daba mucha libertad a la novia potenciando aún más su belleza natural.

Fotos de La Cámara Roja