Vestido de novia de cuento de hadas

Las bodas son eventos únicos, especiales y memorables y si los hacemos en un sitio muy especial y con un vestido único, trascendemos a la eternidad. Por eso para nosotros la boda de Arantxa ha supuesto todo un reto, es una boda pensada hasta el último detalle donde todo va en una coreografía armónica, desde el lugar donde se celebra, hasta los invitados terminando por el vestido de la novia. La boda de Arantxa parece sacada directamente de un precioso cuento de hadas porque se celebra en un bosque. Los bosques son lugares mágicos, exóticos y llenos de misterio. Desde los altos y frondosos árboles que casi alcanzan el cielo, hasta las rocosas montañas que se elevan poderosas entre la vegetación. Así se celebra la boda de nuestra indiscutible protagonista de hoy: Arantxa. Ella es una novia inspiradora y una mujer inigualable. Elegancia, frescura y autenticidad, son solo algunas de las virtudes que la definen. 

Todas estas cualidades quedan retratadas con su maravilloso blanco vestido de novia con puntilla de tul bordado, cortado en la cintura y con una falda de corte capa en tejido crepé. El escote de la espalda tiene forma en “V” y está decorado con puntilla de tul bordado. La misma puntilla que decora la cintura y la manga de ¾ con botonadura de chaqueta sastre. Toda esta confección, que guarda la misma escala monocromática, le da al vestido un aire romántico y sofisticado. El toque final es el sencillo recogido que lleva la novia y el maquillaje en tonos naturales que da a Arantxa un aspecto etéreo. 

Acompañada por un impresionante ramo de lirios y rosas blancas, poco a poco se abre paso por la vegetación del bosque a través de caminos en los que se puede palpar la naturaleza más salvaje. Tanto ella como todos los asistentes de la boda, están cautivados por el espacio tan especial, diferente y embriagador que les rodea, aunque cuando ven a aparecer a Arantxa abriéndose paso desde el interior del bosque no pueden más que quedarse sin habla. Se siente maravillosa, espléndida, alegre y afortunada disfrutando del día más especial de su vida. Una novia segura de sí misma, empoderada, rodeada de las personas que más quiere en este mundo, su familia, amigos y el hombre con el que va a casarse. No puede más que desear elevarse alto, más alto que nunca, en uno de los días más importantes de su vida.