Vestido de novia con body de guipour y falda pareo

Cuando a alguien le apasiona tantísimo todo lo que hace es imposible que el resultado de su trabajo no roce la excelencia. O la supere. Yo quedé maravillada con el vestido de novia que confeccionó y diseñó Inma Aniorte, modista de Pret a Emporter. De entre todas las ideas que traía Lourdes, conseguimos quedarnos con la principal descartando todo lo que no era perfecto en su imaginación.

A través de un ejercicio de abstracción, tanto Loulou como yo fuimos pensando qué tipo de vestido de novia encajaría en su boda. Tenía que ser fresco, pues el enlace iba a ser en el caluroso sureste de la península cuando las margaritas ya han florecido. También tenía que ser cómodo, Lourdes no quería nada farragoso, aunque no por ello renunció a una bonita y elegante falda pareo en gasa de seda.

El vestido de dos piezas lo completaba un body de guipour color natural con la espalda descubierta y un enmarcado de flores. Un vestido de novia realmente alegre, algo clave para acompañar y realzar la eterna sonrisa de Loulou. La preciosa melena rizada de la novia hizo a las veces de complemento perfecto para rematar el look clásico y desenfadado de la novia. Pura elegancia para que Lourdes fuera el centro de todas las miradas.

Volvería a escoger a Inma una y mil veces, por su profesionalidad y también por su cercanía. Tanto el proceso en la elaboración de mi vestido de novia, así como el resultado final estarán en mi recuerdo y en mi corazón por siempre. ¡Gracias infinitas!